ADQUIERE "EL MITO DE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA"

domingo, 15 de octubre de 2017

"El fin del TLCAN" (Revista Proceso, 15 de octubre, 2017)

Videgaray apluade a Trump, fotomontaje tomado de Twitter
John M. Ackerman

El presidente Enrique Peña Nieto y su canciller, Luis Videgaray, esperaban que, si se arrastraban con suficiente abyección a los pies de Donald Trump, el magnate neoyorquino finalmente les tendría lástima y dejaría intacto su apreciado juguete salinista: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Pero todo parece indicar que la estrategia tapete de los indignos representantes de nuestro mal gobierno terminará en un fracaso histórico para la diplomacia mexicana.

Conforme avanzan las rondas de renegociación, se confirma la sospecha de que el gobierno de Trump nunca tenía el menor interés en “actualizar” o “modernizar” el acuerdo trilateral, sino que solamente busca tiempo para arrinconar y chantajear al gobierno de México con el fin de obligarlo a aceptar términos aún más lesivos y desiguales que la versión actualmente vigente del tratado. En su desesperación por detener la estrepitosa devaluación del peso y evitar un estallido social en el corto plazo, Peña Nieto le entró al juego del ocupante de la Casa Blanca y ahora se encuentra en un callejón sin salida.

Para mantener el TLCAN, Trump exige al gobierno mexicano una serie de concesiones inaceptables que hundirían la economía nacional durante décadas. Propone, por ejemplo, obligar a México a aumentar sus importaciones de bienes y servicios de Estados Unidos, así como fijar en 50% o más el porcentaje requerido de insumos estadunidenses en los productos industriales de mayor valor agregado exportados desde México al país vecino. Washington también busca reservar su derecho a violar el acuerdo de manera unilateral en cualquier momento, por medio de la eliminación del capítulo 19 del tratado, así como incluir una revisión obligatoria de los términos del TLCAN cada tres o cuatro años con el fin de ir ajustando detalles si no se supera el presunto “déficit comercial” de Estados Unidos con México.

Aceptar estos términos convertiría a México en un simple apéndice de la economía estadunidense. Simultáneamente se aumentaría nuestra dependencia del norte y se reducirían los beneficios de nuestro acceso privilegiado al mercado de nuestro poderoso vecino. A cambio de unas cuantas migajas, sacrificaríamos de manera definitiva la posibilidad de desarrollar una verdadera política industrial y de desarrollo agropecuario que pudieran resolver la pobreza y la desigualdad que tanto lastiman hoy al pueblo mexicano.

A Peña Nieto y a Videgaray no les preo­cupa que México desaparezca como Estado soberano. Ellos firmarían cualquier acuerdo con el fin de mantener una semblanza de estabilidad financiera durante los meses previos a las elecciones de 2018.

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

lunes, 9 de octubre de 2017

"Candidatos 'independientes' " (La Jornada, 9 de octubre, 2017)

Caricatura de José Hernández, Revista Proceso
John M. Ackerman

Es absurdo utilizar la palabra "independiente" para referirse a las eventuales candidaturas de Margarita Zavala, Jaime Rodríguez, Pedro Ferriz o Armando Ríos Piter. Sus profundos vínculos con la mafia política y la oligarquía económica son conocidos por todos. El hecho de que no se postulen por medio de algún partido político no implica que tengan fuertes bases de apoyo ciudadanas, sino todo lo contrario. Su enorme soberbia surge de que cuentan con poderosos patrocinadores y aliados que respaldarán sus campañas respectivas, con el fin de confundir los votantes en 2018.

El caso de Zavala es particularmente escandaloso. La ex primera dama no cuenta con una trayectoria política propia. En 2003, llegó a la Cámara de Diputados por la vía plurinominal sin haber hecho campaña alguna, cargo que renunció en 2006 para acompañar a su esposo, Felipe Calderón, en su campaña presidencial. Posteriormente, fungiría de presidenta del DIF, pero sin encabezar ninguna iniciativa política relevante.

Referirse a Zavala como "la esposa de Calderón" es efectivamente un insulto, pero no es necesariamente un epíteto machista. Si el cónyuge del ex presidente fuera hombre, sería igualmente deleznable ser "el esposo de Calderón".

El problema con Zavala no es que sea mujer, desde luego, sino que se haya sometida de manera tan indigna a uno de los hombres políticos más retrógrados, fracasados y violentos de la historia reciente. La mayoría de los otros precandidatos presidenciales también están casados, pero su evidente liderazgo propio junto con la buena reputación de sus parejas correspondientes evita que su relación conyugal sea un estigma o motivo de vergüenza...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

lunes, 2 de octubre de 2017

"Democracia plurinominal" (Revista Proceso, 1 de octubre, 2017)

John M. Ackerman

Sin diputados plurinominales ni financiamiento público para los partidos políticos, el PRI recuperaría su antigua posición como el partido hegemónico de Estado que por sí solo podía aprobar cualquier ley, así como dictar unilateralmente la política nacional desde la Presidencia de la República.

Estas iniciativas no apuntan hacia la liberación ciudadana, sino hacia una esclavitud aún mayor a los mismos políticos corruptos de siempre; las propone el PRI porque le conviene. Quienes quieren expulsar del poder a la vieja clase política deben abrir bien los ojos para evitar ser engañados por estos viejos lobos colmilludos disfrazados de tiernas ovejitas.

Hace 15 días en estas mismas páginas advertimos sobre los peligros de la eliminación del financiamiento público para los partidos políticos (véase: http://ow.ly/q4NV30ft78k). En esta ocasión analizamos la propuesta igualmente engañosa de eliminar la representación proporcional en el Congreso de la Unión.

Hoy la Cámara de Diputados tiene 300 diputados uninominales por distrito y 200 plurinominales por circunscripción. Esta distribución es similar a la que existe en otros países, como Alemania, que buscan establecer un sano equilibrio entre la representación territorial, por un lado, y la fidelidad a la pluralidad social y política del país, por el otro.

Tanto los diputados “pluris” como los “unis” son electos por la ciudadanía. La diferencia esencial entre los dos tipos de representantes es que la votación que se toma en cuenta para calcular los ganadores de los primeros no se limita a un solo distrito electoral, sino que incluye un conjunto, a una “pluralidad” de los mismos...

SEGUIR LEYENDO AQUÍ

lunes, 25 de septiembre de 2017

"De la caridad a la transformación" (La Jornada, 25 de septiembre, 2017)

John M. Ackerman

Sorprende la sorpresa frente a la masiva movilización ciudadana en solidaridad con las víctimas de los terremotos del 7 y el 19 de septiembre. Los mexicanos, y sobre todo los jóvenes y los ciudadanos más humildes, siempre están listos para salir a las calles cuando haya necesidad. Lo hemos demostrado una y otra vez a lo largo de las últimas décadas, y de manera particularmente destacada durante los últimos dos lustros.

El "voto por voto" de 2006; la lucha contra la privatización petrolera de Felipe Calderón, en 2008; el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, en 2011; #YoSoy132, en 2012; las luchas contra la reforma educativa; la reforma energética y todas las reformas del Pacto por México desde 2013; la constante solidaridad con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y el movimiento del Instituto Politécnico Nacional a partir de 2014, y la enorme movilización popular a raíz del gasolinazo de 2017, son solamente algunos de los ejemplos más evidentes de la gran conciencia y generosidad de los mexicanos.

Hoy, una vez más, nuestro noble pueblo toma las calles para ayudar, para denunciar y para resolver los problemas más urgentes de manera autónoma y solidaria. Como siempre, las autoridades se han quedado rebasadas. Sus mezquinos e hipócritas esfuerzos por apropiarse de la ayuda ciudadana (Graco Ramírez, Angélica Rivera, Silvano Aureoles, etcétera) y por lucrar políticamente con la tragedia de miles de ciudadanos (Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Mancera, Alejandro Murat, Manuel Velasco, etcétera) han quedado evidenciados por las constantes denuncias ciudadanas en las redes sociales y el gran trabajo de investigación de parte de los medios ­independientes.

Las grandes empresas monopólicas también lucran con la tragedia. Televisa utilizó la falsa historia de la niña Frida Sofía, supuestamente atrapada viva entre los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, para generar audiencia y distraer la población del abandono de comunidades enteras afectadas por el sismo. Mientras, empresas como Bonafont y Ciel hicieron su agosto con las masivas compras ciudadanas de agua embotellada para los damnificados. Los supermercados, como Soriana y la Comercial Mexicana, y las grandes cadenas estadunidenses, como Homemart y Walmart, también engrosaron sus bolsillos a raíz de la solidaridad popular...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

lunes, 18 de septiembre de 2017

"El 'remedio' Kumamoto" (Revista Proceso, 17 de septiembre, 2017)

Pedro Kumamoto y Aristóteles Sandoval pactan su reforma electoral
John M. Ackerman

La enfermedad es evidente y a los ojos de todos. Cada año México derrocha enormes cantidades de recursos públicos en los partidos políticos y las instituciones electorales. En 2018 los partidos recibirán 12 mil millones de pesos, incluyendo su financiamiento federal y estatal, y el gasto operativo del INE y el TEPJF juntos rebasará 22 mil millones de pesos.

Quienes pagamos impuestos no tenemos por qué mantener a tantos burócratas inútiles y dirigentes corruptos. Sin embargo, el remedio que pactó el diputado "independiente” Pedro Kumamoto con el gobernador priista de Jalisco, Aristóteles Sandoval, es peor que la enfermedad.

La reforma, ya aprobada por el Congreso de Jalisco y avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, modifica la fórmula para calcular el monto de financiamiento público para los partidos en el estado. A partir de 2019 la bolsa total, antes de su reparto a cada uno de los partidos, no se calculará en función de la cantidad de votantes inscritos en el padrón electoral sino de acuerdo con la cantidad de votos válidos emitidos en la urna en la elección inmediatamente anterior.

Kumamoto alega que esta reforma ayudará a renovar el sistema político y a acercar a los partidos con la ciudadanía. Pero en realidad ocurrirá exactamente lo contrario.

Primero, la nueva ley incentiva la abstención. Con el fin de "castigar a los partidos” y desde un punto de vista engañoso de "todos son iguales”, los ciudadanos más conscientes ahora cuentan con el pretexto perfecto para justificar la irresponsabilidad ciudadana de quedarse en casa el día de las elecciones...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ